14 nov. 2011

El viejo teatro



Los sueños también se derrumban.
Y no todas las batallas se vencen;
Las guerras también se pierden;
y la revolución también fracasa.
El silencio también se proclama dueño
y señor de todos los reyes.

Los anhelos y añoranzas también se cubren de telarañas,
tal como los buenos deseos y las mejores intenciones;
Incluso la voluntad más pura también se ve socavada,
a veces.

Vivimos en un mundo donde los sueños también se pudren;
Como el polvo de gusto ruidoso y macerado en óxido
que dejó tras de sí aquel viejo teatro, ungido en sombras.


Ya nunca jamás regresará del exilio.














Fotografía del viejo Bretón, escogida para el número 9 de la Revista Mombaça "Espacios Marginales"
.

Plaza Mayor

Ministerio de Redención