17 oct. 2011

Abel


Historias cotidianas de mi ciudad natal. La ciudad sin ley se abre paso tras la sombra de Caín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario