12 oct. 2012

El hombre agrietado



El hombre agrietado,
(2012)




      El hombre qué nunca fue amado, se trasladó a la sierra del norte, sentó bajo un almendro y, miró a la tarde, acuchillado, de frío recuerdo anaranjado. Esperando la resurrección… 
Recibió la madrugada entre brumas y ojos encendidos, en la oscuridad... ¿Buscaba algo, una voz, quizá? Un ángel chivato nocturno, para comprar paz... Sentado bajo el almendro, amaneció enroscado y hambriento. Cual león apartado por rugir a la luna, siempre en medio del claro...
Como la flor del almendro, amaneció cubierto de luna, traspasado de ojeras y ojos agrietados. 
Se maldijo a si mismo por ser honrado, le habló de tú a su luna por ser apartado. 

Y cayó por el camino del sol, bostezado de recuerdos de plata.





Autor del texto: Jorge Ofitas.
Sevilla. 2007. ©.®.



jorgeofitaspublic.blogspot.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario